Nuevo proyecto
Etapa 1 58%
recaudado
26
madrinas
y padrinos
32
Quedan
días

$26,110 /

$150,000MXN

SUEÑOS DE MAR

Apadrinar

Compartir

Anduriña, es el nombre de nuestro barco, un Uniflite de 50 pies con capacidad para 50 personas, estacionado en las costas del Pacífico esperando ser terminado para continuar su aventura y encontrar su destino

Recompensas

Te platico:

Anduriña, que en gallego significa “Golondrina de mar”, es el nombre de nuestro barco, un Uniflite de 50 pies con capacidad para 50 personas, estacionado en las costas del Pacífico, en la ciudad de Mazatlán, Sinaloa, México, esperando ser terminado para continuar su aventura y encontrar su destino: ofrecer un servicio turístico de gran calidad que combine la concientización por los océanos y las especies que lo habitan y el entretenimiento. 

    El objetivo principal de Anduriña es entregarle a quienes visitan Mazatlán, un servicio de calidad mundial, no sólo con instalaciones sino con profesionistas especializados en el diseño de experiencias auténticas que conectan a los viajeros con la naturaleza, la cultura, el arte y los sabores, sensibilizando al turista para así convertirlo en un agente de cambio.

Para lograrlo diseñamos y operamos viajes que combinan el intercambio cultural y la sustentabilidad bajo un esquema colaborativo. Impulsamos el talento local y facilitamos espacios para la recreación en lugares increíbles dentro de un ambiente dinámico y divertido, transformando una excursión en una experiencia de vida.  

Nos motiva:

Para entender nuestro proyecto es necesario hablar de nuestra familia, en específico de nuestro padre. Oscar Guzón Jover, fue un luchador, soñador empedernido y un buen hombre de mar. Su historia comenzó en un barco hace muchos años, en donde sus padres, huyendo de la guerra, se conocieron y se enamoraron, como le sucedió a él a los 16 años cuando llegó al puerto y conoció a nuestra madre. 

    Con su ejemplo excepcional, formó una familia fuerte y unida, aunado a su amor al mar, comenzó el sueño de unirlos en un proyecto familiar, en el cuál cada uno de nosotros, guiados por nuestro capitán, teníamos un papel clave para el éxito del negocio. Así que,invirtió todo su dinero y volcó todas sus ilusiones en un viejo cascarón, planeó cada detalle convencido del resultado final, ese que no tendrá oportunidad de ver, pues desgraciadamente falleció el pasado 16 de junio con un sueño sin cumplir: ver al Anduriña navegar.

Los recursos son para:

Si bien con nuestra inversión inicial logramos adelantar bastante, aún  tenemos pendiente mobiliario, gastos de trámites portuarios, pago de seguros y acabados, por lo que buscamos su apoyo para terminar lo que nuestro padre comenzó: completar el barco y contar con el flujo suficiente para poder operar exitosamente los primeros 2 meses de Anduriña.

Comentarios:

Mi Cochinito Colectivo SAPI de CV. Todos los derechos reservados 2015